Un brazalete creado partiendo de dos tiras de piel de 6 cm, encaradas para que sea igual por el interior y decorado de manera sencilla con tupis de 4 mm y rocalla de 11/0 por el exterior.


En esta creatividad he querido dar todo el protagonismo a la pieza de piel, que es una maravilla, en uno de los colores de temporada.

Rematada con hilo encerado color cereza y rocalla dorada de 11/0.

De cierre unos mosquetones, para poder adaptarla a las distintas medidas de la muñeca.

Materiales

Tupis de 4 mm en los tonos de temporada
Hilo Encerado
Rocalla Miyuki de 11/0